Patrocinadores


Caballeros de Colón

Gracias a los esfuerzos del Padre Michael J. McGivney, asistente del párroco de la iglesia St. Mary en New Haven, el 29 de marzo de 1882, varios fieles, junto con la legislatura del estado de Connecticut, aprobaron oficialmente los estatutos de Caballeros de Colón como sociedad de beneficios fraternales. La Orden sigue fiel a los principios de su fundación: caridad, unidad y fraternidad.


Caballeros de Colón se formó para prestar ayuda económica a los miembros y sus familias. Ofrece su ayuda los miembros y familiares enfermos, inhabilitados y necesitados. Promueve un compañerismo intelectual y social entre los miembros y sus familias por medio de obras educativas, caritativas, religiosas, sociales, de beneficio social, de apoyo en caso de guerra y asistencia pública.


La historia de la Orden muestra cómo la visión a futuro del Padre Michael J. McGivney – cuya causa de santidad está siendo estudiada por el Vaticano – creó la que ha llegado a ser la sociedad de beneficios fraternales más destacada del mundo. Ha ayudado a las familias a adquirir una estabilidad y una seguridad económicas por medio de sus programas de seguros de vida, anualidades y cuidado a largo plazo, y ha aportado su tiempo y energía en el mundo entero para servir a las comunidades.


Caballeros de Colón ha pasado de ser un consejo con unos cuantos miembros a tener más de 13, 000 consejos y 1.7 millones de miembros en todo Estados Unidos, Canadá, Filipinas, México, Polonia, República Dominicana, Puerto Rico, Panamá, Bahamas, Islas Vírgenes, Cuba, Guatemala, Guam y Saipán.


La Diócesis de Phoenix

La Diócesis Católica Romana de Phoenix fue establecida el 2 de diciembre de 1969 por el Papa Pablo VI. Tiene una superficie de 43, 967 millas cuadradas, incluye los condados de Maricopa, Mohave, Yavapai y Coconino (con la excepción del territorio de la Reservación India Navaho), e incluye también la Reservación India de Gila River en el condado de Pinal.


Arizona y el Valle del Sol (área metropolitana de Phoenix) son áreas de rápido crecimiento en el suroeste, y la Diócesis de Phoenix ha crecido con ellas. Cuando fue establecida en 1969, tenía unos 180, 000 católicos. Había 51 parroquias, 61 misiones y un número total de 182 sacerdotes diocesanos y religiosos. Hoy en día, han cambiado radicalmente estos números.


La historia de la Iglesia Católica de Arizona es paralela al crecimiento y la historia del estado de Arizona. Los misioneros jesuitas y franciscanos fueron los pioneros de la civilización europea que trajo la cultura europea y el catolicismo al suroeste.


Los inicios de la Iglesia Católica en Arizona se remontan al año de 1539, 47 años después del descubrimiento de América por Cristóbal Colón. Un fraile franciscano llamado Marcos de Niza navegó hacia el norte por el Golfo de California hasta un territorio que nunca había sido explorado. Plantó una cruz en la tierra y la llamó “el Nuevo Reino de San Francisco”. Por ello, se dice que el Padre Marcos de Niza descubrió Arizona y Nuevo México.


Instituto Superior de Estudios Guadalupanos

 

San Juan Diego fue canonizado el 31 de julio de 2002, y poco después fue creado el Instituto Superior de Estudios Guadalupanos (ISEG) por la Arquidiócesis de México y el Movimiento por la Canonización de San Juan Diego. El instituto sigue investigando sobre este evento y mostrándolo al mundo. Es un mensaje y una imagen que los seres humanos necesitan mucho hoy en día.




La Arquidiócesis de México

Con más de 7 millones de católicos, la Arquidiócesis de México es la arquidiócesis católica romana más grande del mundo.


El 12 de diciembre de 1527, un Franciscano admirable, fray Juan de Zumárraga, fue nombrado primer obispo de la nueva Diócesis de México. Fue designado por el Papa Clemente VII el 2 de septiembre de 1530. En la misma fecha, la bula papal Sacri Apostolatus Ministerio creó la Diócesis de México como dependiente de la Metropolitana de Sevilla.


Con este acto solemne, la Iglesia respondía a una realidad vital, ya que la conversión del Nuevo Mundo había comenzado unos años antes. El evangelismo y la fe, el bautismo y la gracia, estaban formando una nueva comunidad eclesiástica. El Papa Pablo III, con la bula Super Universas Orbis Ecclesias, con fecha 12 de febrero de 1546, elevó la Diócesis de México a sede metropolitana, con Michoacán, Antequera, Tlaxcala, Chiapas, Guatemala y Nueva Galicia como diócesis subordinadas. En 1547, fray Juan de Zumárraga fue nombrado arzobispo metropolitano, puesto que ocupó durante poco tiempo, hasta su muerte el 3 de junio de 1548.

Copyright 2017, Caballeros de Colón