Leyendas sobre la Tilma y la Imagen


La fibra de maguey no puede perdurar más de 20 ó 30 años. Hace varios siglos se pintó una réplica de la imagen en una tela de fibra de maguey similar, y la misma se desintegró después de algunas décadas.


Básicamente es verdad, aunque con algunas imprecisiones. Empecemos por recordar que es una fibra de agave o ixtle y no de maguey. Sin embargo, en 1787 el Dr. José Ignacio Bartolache realizó dos copias de la Imagen, intentando que fueran lo más parecidas posible al original. Colocó estas dos copias en el Tepeyac, una en una construcción llamada “El Pocito” y la otra en el santuario de Santa María de Guadalupe; pero dichas copias no duraron ni 10 años, manifestando lo sorprendente de la incorruptibilidad de la Imagen original. (Cfr. José Ignacio Bartolache y Díaz de Posadas, Manifiesto Satisfactorio u Opúsculo Guadalupano, en Ernesto de la Torre Villar y Ramiro Navarro de Anda, Testimonios Históricos Guadalupanos, Ed. FCE, México 1982).

Copyright 2017, Caballeros de Colón