Leyendas sobre la Tilma y la Imagen


Se ha hecho pasar un rayo láser en forma lateral sobre la tela, detectándose que los colores de la Imagen no están ni en el anverso ni en el reverso de la tilma, sino que los colores flotan a una distancia de menos de un milímetro sobre el tejido sin tocarlo.


Esto es falso. Nunca se ha realizado tal experimento. Del mismo modo, los colores de la imagen no solo están en la tilma, sino que pasan a través de la fibra del anverso al reverso.
 
Esto muestra realmente que la tela de la tilma es totalmente inapropiada para realizar una obra como ésta, especialmente sin ningún tipo de preparación o “aparejo”, como se decía en el siglo XVI. El material tiene agujeros, imperfecciones e incluso una costura burda que atraviesa la tilma de arriba a abajo, y esta misma textura permite el “sangrado” de los colores de un lado a otro.

Lo que es sorprendente es que la Imagen “aprovecha” esos defectos. Por ejemplo, algunos agujeros crean efectos de sombra, los nudos de los hilos de la tilma resaltan algunos rasgos, como el labio inferior del hermoso rostro de Nuestra Señora de Guadalupe.

Copyright 2017, Caballeros de Colón